Es sano tomar una copa de vino tinto al día?

Resúmen

El vino no es bueno para el sistema cardiovascular y eso esta demostrado por muchos trabajos recientes. Esta creencia viene de trabajos viejos en los que no se tuvo suficiente cuidado en el armado de los grupos de personas que se analizaban.

En el grupo de abstemios (personas que no consumieron nada de alcohol en los últimos años) se ubicaban a alcohólicos rehabilitados y a personas con enfermedades que les impiden beber alcohol. Esto hacía que los marcadores de riesgo cardiovascular en los grupos de “no bebedores” sea mayor que el de los “bebedores moderados” que solían ser personas sanas.

Aún si fuera bueno para el sistema cardiovascular, conlleva riesgo de un montón de enfermedades. Como el cáncer, por lo que no valdría la pena arreglar algo para romper otra cosa.

 

Hoy vamos a tratar un tema bastante controversial y muy asentado en el imaginario popular. Todos hemos escuchado en algún momento que beber un vaso de vino es bueno para el sistema cardiovascular.

Analicemos de dónde proviene este mito.

Esta creencia viene de muchos estudios que muestran un gráfico con forma de “J”, dónde los abstemios (o personas que no toman alcohol nunca en su vida) presentan mas riesgo cardiovascular que las personas que ingieren cantidades moderadas o ligeras de vino tinto:

Riesgo cardiovascular en función del consumo diario de alcohol. Siendo aproximadamente 10g de alcohol un vaso de bebida alcohólica.

Este tipo de gráfico fue esgrimido como caballo de batalla por todas las publicidades de vino tinto, médicos y personal relacionado con la salud.

Si bien el gráfico realmente muestra que las personas con un consumo moderado poseen menor riesgo que los que no consumen absolutamente nada de vino, hay que analizar mas en detalle como estan formados estos supuestos grupos de bebedores moderados y abstemios.

En este tipo de estudios se clasificaba a la gente en abstemios siempre y cuando la persona no haya consumido alcohol en un cierto período de tiempo (alrededor de 5 años). Sin embargo, hay un problema con esto:

Dentro de esta categoría caen las personas que nunca consumieron alcohol en su vida, alcohólicos rehabilitados y personas con alguna patología preexistente que les impide tomar alcohol.

Estos últimos dos grupos poseen marcadores de riesgo cardiovascular altos y suben el promedio del grupo, haciendo que los bebedores moderados (que suelen ser personas sin enfermedades y que nunca fueron alcohólicos) presenta menos factores de riesgo (1,3).

No sólo eso, en (2) también se dice que los efectos negativos del alcohol están relacionados de manera lineal con su consumo. Esto quiere decir que a mayor consumo, mayores serán los riesgos.

…no existe una dosis de alcohol segura o inocua…

Acá podemos observar un gráfico sobre el riesgo de muerte por enfermedades relacionadas con el alcohol en función de los gramos diarios consumidos:

Como vemos a medida que la ingesta de alcohol aumenta el riesgo aumenta.

Riesgos de muerte relacionados con heridas provocadas por el alcohol (accidentes, accidentes de tráfico, intentos de suicidio, etc).

En concordancia con esto en Europa mueren alrededor de 44.000 personas al año a causa de accidentes de tráfico. El 30% de los hombres muertos en estos accidentes se debe a eventos provocados por el alcohol (en mujeres este porcentaje es algo menor 11%).

Por otro lado en (4) se analizan dos poblaciones genéticas distintas para evitar todo sesgo en el armado de los grupos. Uno de los grupos posee un gen mutado que codifica para una de las enzimas clave de la metabolización de alcohol y que les hace tomar en promedio 17% menos alcohol que las personas con el gen “normal”.

Estas personas con el gen mutado mostraron menor riesgo cardiovascular.

 

 

Aún con toda esta información exhibida, es posible que muchos sigan pensando:

…y qué pasa con los polifenoles/resveratrol/isoflavenos/flavenos del vino que mejoran la salud cardiovascular?…

Todas esas sustancias entran dentro de la categoría de los polifenoles, que son unas moléculas de alto peso molecular producidas por las plantas.

Parece ser que pueden tener efectos beneficiosos para la salud del ser humano mas que nada por su capacidad de atrapar especies reactivas del oxígeno. No importa que son exactamente pero se generan a partir del proceso de la respiración y son muy dañinas, las células tienen distintos mecanismos para lidiar con ellas (4).

De hecho estos polifenoles tendrían mayor capacidad antioxidante que las vitaminas C y E (4). Esta actividad antioxidante no es algo sin importancia, ya que es se piensa que las propiedades anticarcinogénicas y antiartereoescleróticas del té se deben a los polifenoles en su interior.

…pero se justifica el hecho de consumir vino para ingerir los polifenoles?…

La respuesta es no. Como podemos ver en la siguiente tabla, un montón de frutas, verduras y granos poseen mas cantidad de polifenoles que el vino. De esta manera no estaríamos obligados a beber alcohol para obtener los polifenoles.

El vino está marcado con una flecha roja en cada una do las categorías de polifenoles.
El vino no tiene este tipo de polifenoles.

Como vemos los frutos rojos y frutos del bosque son los que mas polifenoles tienen. Aunque podemos encontrar polifenoles en un montón de granos y verduras.

Hay un documental de Netflix que explica esto muy bien, se llama: “The truth about alcohol”.

Seamos benévolos y digamos que el consumo de vino tinto en cantidades moderadas es bueno para el sistema cardiovascular (cosa que no es cierta con todo lo ya mostrado):

…vale la pena tomarlo?…

Realmente no. Estarías mejorando tu salud cardiovascular a cambio de por ejemplo incrementando el riesgo de padecer al menos 6 tipos de cáncer:

Les traduzco:

“Hay fuerte evidencia que el consumo de alcohol incrementa el riesgo de cancer de mama, intestino, hígado, boca/garganta, esófago y estómago.

Para la prevención del cáncer lo mejor es no beber alcohol.”

La “World Cancer research Fund International” no pone de casualidad una copa de vino en esa imágen. Lo hacen por la creencia muy arraigada de que una copa de vino al día es mas sano que no tomarla.

Particularmente se conoce que consumir 10g de alcohol diario en mujeres aumenta en un 7% la probabilidad de tener cáncer de mama (10g de alcohol es una copa de vino).

Cada 50g de alcohol diario la probabilidad de tener cáncer colo-rectal aumenta entre un 10-20% y así podría nombrar varios tipos mas que no vienen al caso.

Si aún hay alguien sin convencerse de que beber alcohol no es bueno, voy a rematar con el estudio (5) dónde se muestra el siguiente gráfico:

Daño total (suma entre el daño a la propia persona (azul) y el daño hacia otras personas (rojo) ).

En este estudio se establecen una serie de parámetros para determinar el daño que le hace una droga a la persona que la consume (dosis letal, dependencia, enfermedades, pérdida de relaciones sociales, etc) y las personas que lo rodean (violencia, disturbios, pérdida de dinero, etc).

Como vemos en la suma de ambos el alcohol se ubica por encima de drogas como la heroína, la cocaína, anfetamina, etc.

Conclusión

Sí, es mejor no ingerir alcohol que ingerirlo. Sin embargo, uno es libre de hacer lo que quiere y si le gusta tomar algo cada cierto tiempo podría hacerlo. No es necesario sentirse culpable. Pero al menos ahora puede beber de manera consciente.

 

Bibliografía

(1) https://www.bmj.com/content/349/bmj.g4164

(2) http://www.euro.who.int/__data/assets/pdf_file/0003/160680/e96457.pdf

(3) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26997174

(4) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26997174

(5) http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(10)61462-6/abstract

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *